Ralph Walker: El arquitecto del siglo

Para el arquitecto Ralph Walker, el rascacielos era una forma de “vida moderna y progresista”. En su presentación de “Ralph Walker: El arquitecto del siglo” —y por ser la primera persona en examinar la vida y obra de Walker— la historiadora y conservadora de obras arquitectónicas Marci Clark explica cómo la estética art déco característica de Walker llegó a convertirse en un símbolo del progreso y de la innovación urbanos durante la era del jazz.
Walker propuso el “humanismo” en el diseño, lo cual revelaba que incluso edificios de industrias telefónicas podrían ser deslumbrantes con drásticos retranqueos, proporciones agradables y buenos materiales para ofrecer comodidad a los residentes.
El subsiguiente predominio del Estilo Internacional tras la Segunda Guerra Mundial llegó a opacar los aportes de diseñadores anteriores como Walker, cuyas exuberantes obras de la década de 1920 parecían no encajar cuando se vino la Gran Depresión.
Años más tarde Walker fue reconocido por sus colegas cuando recibió la Medalla de Honor del Centenario del Instituto Americano de Arquitectos, y fue elogiado por Frank Lloyd Wright como “el único otro arquitecto sincero de Estados Unidos”. Walker disfruta actualmente de una bien merecida ola de visibilidad con la magistral renovación de Walker Tower, la ex compañía de teléfono de Nueva York ubicada en 212 West 18th Street, que ahora es un edificio de departamentos de lujo, cuya labor fue realizada por JDS Construction y CetraRuddy Architects.
En 1931, Ralph Walker declaró: “El futuro yace en el rascacielos”, y cuánta razón tenía.