Proceso de construcción: Conferencia Cumbre MAS 2015

En la Conferencia Cumbre 2014 de la Sociedad Municipal de Arte, el director de JDS, Simon Koster, pronunció el discurso titulado “El proceso de construcción”, en el cual explicó la manera en que la asociación de los sectores público y privado podría hacer posible cumplir la meta de crear infraestructura nueva y simbólica en Nueva York.

Al citar “El diseño es primero”, la iniciativa de MAS cuyo propósito es elevar la calidad del diseño urbano en Nueva York, Koster indicó que, en lo que respecta a JDS, la experiencia ha demostrado que un buen diseño es un buen negocio. No obstante, el concepto de “buen diseño” no consiste simplemente en la apreciación de la estética detallada y sofisticada; más bien es el resultado de un proceso coherente en el que los riesgos y las recompensas se comprenden perfectamente y los recursos se administran de forma prudente. “Nadie se propone diseñar un mal edificio”, indicó, pero si un proyecto carece de un proceso racional de diseño, los inevitables retos de zonificación, financiamiento y personalidades podrían coludir para hacer que fracasen las mejores intenciones.

Koster se refirió a la Resolución de Zonificación de Nueva York de 1916, la cual, si bien no era técnicamente un “código de diseño”, sí exigía que se mantuviera un buen nivel de luz y de circulación del aire a medida que se construyeran edificios más altos.
Ese requisito dio paso a la creación de retranqueos, que es una característica ampliamente admirada de la arquitectura art déco. También destacó que existen lugares simbólicos a pesar de las restricciones impuestas. El público posee más terrenos del que puede llegar a tener una empresa privada y las compañías privadas como JDS cuentan con los medios para sortear las complejidades y dirigir los proyectos hasta su terminación con procesos de diseño que funcionan.
La ciudad de Nueva York requiere de infraestructura que garantice que se atienda bien a las futuras generaciones y eso es lo que pretende JDS mediante sus procesos de construcción. El buen diseño y el buen negocio deben ir de la mano.